Urgente nueva receta ante la recesión [OPINIÓN]

Ya desde el año pasado viene implementando “Con Punche Perú”, una iniciativa que para este año asignó 255 millones de soles al departamento de Ayacucho. Sin embargo, esta receta de mayor asignación de recursos públicos ha demostrado no ser eficaz para reactivar la economía.
Urgente nueva receta ante la recesión
Urgente nueva receta ante la recesión I Por Nicolás Besich I Coordinador general de Videnza Instituto

Nicolás Besich I Coordinador general de Videnza Instituto

La semana pasada, el ministro de Economía y Finanzas, Álex Contreras, reconoció que el Perú está en recesión. Ello tras la publicación de cifras oficiales por parte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) que confirman que la producción nacional en agosto se contrajo 0.63% respecto al mismo mes del 2022, sumando así cuatro meses seguidos de contracción en la producción. Entre enero y agosto de este año, la economía nacional acumula un retroceso de 0.58%. Lamentablemente, la situación económica en Ayacucho no es mejor. Por el contrario, la región registra una caída consecutiva en la producción desde el tercer trimestre del 2022 hasta el segundo trimestre de este año, con lo que a junio acumulaba un retroceso de 2% anual.

Ante la crítica situación económica, la única respuesta que parece tener el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) es destinar mayores recursos al gasto y la inversión pública. Ya desde el año pasado viene implementando “Con Punche Perú”, una iniciativa que para este año asignó 255 millones de soles al departamento de Ayacucho. Sin embargo, esta receta de mayor asignación de recursos públicos ha demostrado no ser eficaz para reactivar la economía. En parte, esto se debe a la deficiente capacidad de gestión de los recursos. La mera transferencia de dinero no generará empleo ni dinamizará la actividad económica. Se necesita ejecución.

De esos 255 millones de soles asignados a Ayacucho, al 20 de octubre se había ejecutado menos de la mitad: 43.7%. Sin embargo, incluso si se pudiera llegar a ejecutar todos los recursos públicos, una reactivación económica que apele solo a mayor gasto público será muy difícil, si no imposible, de concretar.

Hace unos meses, escribía en este mismo espacio que una buena noticia para Ayacucho era la aprobación de la segunda modificación del estudio de impacto ambiental detallado para la unidad minera Inmaculada. Ubicada en el distrito de Oyolo, provincia del Sara Sara, se espera que reciba una inversión de aproximadamente 1300 millones de dólares, lo que permitirá extender la vida útil de la mina hasta más allá del 2040. La concreción de más proyectos como este —no solo en el sector minero— tienen un potencial reactivador muchísimo mayor a la política fiscal expansiva por la que apuesta el Gobierno.

Necesitamos que el MEF cambie de receta y apunte sus esfuerzos a promover la inversión privada. Esto sin duda no es tarea fácil, empezando porque hacerlo no depende solamente del MEF, sino que tiene mucho que ver con la situación política y el contexto económico global. Sin embargo, lo que se pide al MEF es liderar esta apuesta por reactivar la economía fomentando la inversión privada. Coordinar con los demás actores para intentar alinear posiciones y dar señales claras a inversionistas nacionales e internacionales de que somos un país en el que se puede invertir. Se tiene que comprar el pleito.

Loading

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts